Archive for the ‘Mundo’ Category

CARTA DE LA MADRE TIERRA A LOS REYES MAGOS

Carta de la Madre Tierra a los Reyes Magos

escrita por Faustino Vilabrille

Queridos Reyes Magos: Soy la Madre Tierra y os escribo personalmente a vosotros para que este año penséis especialmente en mí porque lo estoy pasando francamente mal: desde hace dos siglos, los seres humanos que habitan en mí, me están explotando cada vez más, consumen mucho más de lo que puedo producir, los más desarrollados despilfarran mucho. No se dan cuenta de que yo me agoto.

-Con sus industrias y sus coches producen unos gases que me hacen mucho daño, me intoxican, me suben la fiebre, se me derrite la nieve en los polos, me aumentan los desiertos. Grandes ríos que yo tenía en Africa, como el Níger o el Senegal cada vez llevan menos agua, incluso en verano casi dejan de correr, y así muchos miles de personas tienen que marchar de donde vivían, irse muy lejos a países como la UE o los EE.UU., donde no los quieren recibir. Incluso muchos se mueren por el camino a lo largo del desierto o cruzando el Mediterráneo, un mar que desde hace muchos años unía culturas y pueblos, ahora es el cementerio de mis hijos más pobres y necesitados de Africa.

Los seres humanos, que son mis hijos, no se tratan como hermanos: unos pocos lo acaparan casi todo y así la gran mayoría, que son muchos millones se quedan casi sin nada y se están muriendo de hambre; y no solo esto, sino que están desapareciendo cada vez más especies vegetales y animales, terrestres y acuáticas, pues ya desaparecieron el 39 % de las terrestres y marinas y el 76 % de las de agua dulce, que por cierto cada vez es más escasa. Hasta tengo miedo a que se desaten grandes guerras entre mis hijos, por causa del agua, pues 768 millones de personas carecen de ella.

-Me dicen que para el año 2050 voy a tener 2000 millones más de hijos en esta Casa Común de Todos. Si me siguen tratando tan mal, ¿qué voy a hacer con ellos? No voy a poder darles de comer, ni siquiera de beber. Los que más deciden, acaban de reunirse en París, diagnosticaron bien mis enfermedades, hicieron grandes propósitos de reducir los gases que tanto daño me hacen, pero no se comprometieron de verdad a curarme, pues los compromisos que están ofreciendo cumplir para el año 2100, no solo no me van a detener la fiebre sino que la van a subir tres grados más.

-Me dicen que soy el planeta más bonito del Universo. Hice un gran esfuerzo durante millones de años para llegar a producir lo más perfecto que tengo, el ser humano. Estoy orgullosa de él, pero muy decepcionada a la vez porque no lo reconoce, no me quiere de verdad. Debería ser mi propio corazón, el más grande, el que estuviera más enamorado de mí, y me cuidara con toda clase de mimos y atenciones, para poder seguir yo cuidándolo a él, pero no se da cuenta de que él depende de mí, y si no me cuida a mí, tampoco yo voy a poder cuidarlo a él.

Estos días de Navidad aun estoy más triste porque en muchos sitios me abrasaron con los incendios: ¡cuántos millones de vidas mataron con ellos! ¡Cuánto trabajo me va a costar recuperarlas! Cuántos árboles que atraían la lluvias, retenían el agua y la devolvían a la atmósfera ya no lo van a poder hacer. Y no solo esto, sino que cada día que pasa dejan sin árboles casi 26.000 hectáreas de mi superficie.

-Por eso, queridos Reyes Magos, os pido que les despertéis la conciencia a mis hijos predilectos, los Hombres y Mujeres de este mundo, que se sientan orgullosos de tener la Madre que tienen, que la admiren, la cuiden, la respeten, la traten con amabilidad y delicadeza, incluso en los seres más pequeños e insignificantes, porque todos tienen su importancia y una misión que cumplir, dentro la riqueza infinita de vida que aun hay en mí, para que lejos de estar menguando como ahora, vuelva a crecer y recuperar todo su esplendor, para que incluso hasta los desiertos, lejos de aumentar, vuelvan a tener vida y no desparezcan.

-Os pido que mis hijos, los Hombres y Mujeres de los que soy su Casa Común, sean lo mejor de mi misma, sean mi conciencia, mi libertad, mi amor consciente.

-Tengo mucho amor a todos los hombre y mujeres que me habitan, y por eso os pido, Reyes Magos, que cada persona, cada familia, cada pueblo, cada nación, que cada organismo nacional e internacional, se comprometan urgentemente a reconstruir mi integridad, porque soy la Casa Común de todos ellos.

-Os pido también que todas las ciencias, las filosofías, las religiones, contribuyan, a una, a cuidarme porque soy imprescindible y necesaria para todos.

-Finalmente os pido que el compromiso de cuidarme esté especialmente atento a los más vulnerables, los pobres, los niños, los ancianos, los enfermos, las criaturas en peligro de extinción; que practiquen una agricultura sostenible, energías renovables; opten por un consumo responsable, y por el decrecimiento y la austeridad necesarios para que haya lo suficiente y de calidad para todos mis hijos e hijas, los que hoy me habitan, y para las próximas generaciones para que encuentren en mí una Madre que, al llegar a esta Tierra, los acoge llena de amor, llena de alegría y llena de abundancia de vida suficiente para todos, y así se sientan felices de venir a vivir con esta Madre Común de todas las criaturas, la Madre Tierra.

-Termino pidiéndoos un último favor: que traigáis millones de ejemplares de la excelente Encíclica del Hermano Francisco sobre el Cuidado de la Madre Tierra para cada uno de mis hijos, a fin de que la lean, la mediten y se sientan felices de practicarla. Muchas gracias.

Un abrazo muy cordial para los tres, La Madre Tierra.

Anuncios

DAR LA VIDA

Manuel  García Viejo

Esto sí que es dar la vida por los demás

Ébola

Una vida entregada a sanar,

como lo fue la vida de Jesús

CEUTA

 

              Con dolor estamos siguiendo las noticias que nos van llegando desde el día 6 que ocurrió la tragedia.  Se nos habla de 15 muertos. Y son tantas las malas noticias que llegan de tantas partes del mundo que  corremos el peligro de quedarnos impasibles. Que no sea ese nuestro caso. Que nada de lo humano nos resulte indiferente. Que nuestro corazón se abra al sufrimiento de tanta gente.

Ceuta

HOY DÍA DE MANOS UNIDAS

MANOS  UNIDAS  CELEBRA  HOY  

SU  JORNADA  MUNDIAL

Manos unidas

             Como cada año, la ONG de la Iglesia católica, Manos Unidas, ha lanzado su campaña de sensibilización contra el hambre y la pobreza en el mundo, cuya 55 edición tiene por lema “Un mundo nuevo, proyecto común”, para la que hoy recaudará fondos en todas las parroquias de España, para impulsar los 1.400 proyectos que esta organización tiene en funcionamiento en todo el mundo.

             La campaña de este año se centra en el octavo objetivo de desarrollo del milenio, “fomentar una alianza mundial por el desarrollo“. Por ello, en los próximos 12 meses y desde sus 70 delegaciones de toda España, Manos Unidas recordará que es necesario lograr una fraternidad universal, que los países ricos se unan a los más desfavorecidos en la lucha contra la pobreza, resaltando la importancia del compromiso y cambio individual para lograr el cambio global.

DESDE EL CHAD


Iriba, 13  de  octubre  de 2013

Hola a todos y todas:

Ahora que vais a celebrar el día internacional de lucha contra la pobreza, os voy a contar lo que pasa por aquí. Primero me presento: Soy una vitoriana, Carmelita Vedruna, que vive ahora en el Norte del Chad (África). Trabajo con una ONG llamada JRS que se ocupa de la gente que ha tenido que huir de su país a causa de la guerra, como es el caso de los refugiados sudaneses del Darfour que viven en Chad.

En 2004 estalló un gran conflicto en Darfour y tuvieron que dejarlo todo allí para instalarse en este desierto en el que vivimos. Durante varios años han vivido en tiendas de campaña soñando siempre en que pronto volverían a su tierra, pero como han pasado los años y la cosa aún sigue allí muy mal, han ido construyendo cabañas de barro y paja y se han ido haciendo a la idea de que, de momento, no podrían volver.

Cada mañana salimos hacia los campos un convoy de 15 jeeps, escoltados por militares, ya que en la zona todavía no hay mucha seguridad; atravesamos paisajes muy bonitos, aunque muy áridos pues es una zona del  Sahel;  nos cruzamos con rebaños de ovejas, de burros y con pastores nómadas montados en camellos. En las fotos hasta os puede parecer muy bonito todo esto y emocionante para hacer un safari, pero os aseguro que de divertido y emocionante tiene poco la cosa.

Llevo sólo dos semanas aquí y hay dos cosas que me han impresionado mucho. Por una parte, esta geografía… No hay nada más que arena. Arena. ¿Os imagináis lo que se puede cultivar ahí? Bueno, pues las organizaciones que se ocupan de los refugiados a nivel de la ONU, como han estallado conflictos tan serios como el de Siria, están reduciendo la ayuda que les daban hasta ahora para comer y les hablan de “autosuficiencia alimenticia”, es decir, que tienen que hacer lo imposible por encontrar la comida necesaria para vivir por sus propios medios. Pero eso suena a reírse del personal cuando lo que se ve son campos de arena y algunas hierbitas y algún árbol casi seco. Les dan cada mes una ración con aceite, harina, lentejas y algunos trozos de jabón. Cuando pienso en los equilibrios que hace mucha gente en Europa para no engordar, en los tratamientos que siguen, en las horas de gimnasio que pagan para lo mismo, a ratos me enfado mucho porque es tal la desproporción…, otros ratos sonrío porque pienso que estamos un poco locos.

La segunda cosa que me ha impresionado mucho es ver el estado de las escuelas. La mayoría de ellas son como las casas, de barro y paja. No hay mesas, no hay sillas, no hay libros, no hay, por no haber, ni ventanas. ¿Veis las fotos? Todos están sentados en el suelo, mirando hacia el profesor. No hay sitio para moverse. ¿Os imagináis pasar ahí sentados toda la mañana, con el calor que hace, sin ventanas, sin libros, sin ordenadores, sin biblioteca, sin juegos, sin, sin, sin…? Si queréis puedo seguir hasta mañana escribiendo SIN y es que estoy segura de que no os podéis imaginar lo que viven aquí, hace falta verlo.

Ya llevo muchos años viviendo en África y cada vez que vuelvo a España por las vacaciones, tengo una sensación muy extraña. Algo así como si estuviera soñando al ver lo que veo; o como si estuviera saliendo de una pesadilla y siempre me hago la misma pregunta: “¿pero qué es lo real, esto o aquello?” Diréis que vaya tontería de pregunta, que lo real son las dos realidades, y tenéis razón. Pero os aseguro que no es tan evidente la cosa.

Me gustaría que pasarais un buen rato mirando a esos niños/as y jóvenes, sentados en el suelo no para jugar, sino para aprender y que intentéis imaginar lo que sienten cuando ven en la TV imágenes de cómo vive otra gente, como vosotros/as, por ejemplo. Intentad imaginar cómo se sentirán cuando ven en las películas que a veces les proyectan en los campos, imágenes de comida exquisita, variada, muy apetitosa, cuando ellos comen invariablemente una especie de pan llamado “boule”, acompañado con una salsa o lentejas.

Todo esto es muy real, tan real como las ganas que tienen todos estos chavales de salir de los campos, de vivir libres en su país, de poder ir a la Universidad, de tener su propia casa, de no depender de organismos internacionales como la ONU o de ONGs, para organizar su vida.

Me imagino que a vosotros/as también os habrá tocado vivir situaciones difíciles en la vida, seguro, porque las dificultades están en todos los continentes. Desde ahí podréis entender mejor lo que viven los jóvenes de vuestra edad en estos campos de refugiados. Os animo a que no cerréis los ojos ante la pobreza del mundo. A que ni se os ocurra hacer este comentario cuando salen imágenes terribles en la TV “ah!, otra vez lo mismo, ya estamos cansados de ver esto siempre, no se puede ni comer ni cenar tranquilo viendo la TV”. No sé lo que podréis hacer a vuestro nivel, pero siempre se puede hacer algo, siempre, siempre. NO cerréis los ojos ni los oídos, todos tenemos derecho a vivir con dignidad.

Un abrazo, Teo

P1010463 (Copiar)

Chad

Imagen326 (Copiar)

 

NIÑOS SOLDADOS

Mali

12 de febrero

Día Internacional contra

la Utilización de Menores Soldados

 

Estamos a favor de  una infancia libre de violencia para miles de niños y niñas.

No hay datos sobre el número de niños y niñas soldados en el mundo. Sabemos que en torno a 17 países en todo el mundo los reclutan. Y no sólo son llevados al frente, también son utilizados como mensajeros, espías o cocineros. Las niñas además son usadas como esclavas sexuales.

“Nos adiestraban para disparar apuntando al corazón o a los pies. Antes del combate, teníamos que comer arroz mezclado con un polvo blanco y una salsa con un polvo rojo. También nos ponían inyecciones. Después de esas inyecciones, me convertía en un vehículo de motor, podía hacer cualquier cosa por mis dueños. Veía a nuestros enemigos como si fueran perros y lo único que había en mi mente era disparar contra ellos.”

Es el testimonio de un chico de 16 años a un equipo de Amnistía Internacional en Mali donde grupos islamistas armados reclutan menores. Una historia sobrecogedora que, por desgracia, no es única. Son muchos los niños y niñas en Mali que son obligados a participar en conflictos armados, que sufren malos tratos y vejaciones o se convierten en testigos de asesinatos.

 No queremos ver más niños con uniformes militares.

NOBEL DE LA PAZ

EL   NOBEL   DE   LA   PAZ,  

PARA   TRES   MUJERES

 

Cuando todos celebramos el día de la declaración de los derechos humanos, en Estocolmo se celebró la ceremonia de entrega de los premios Nobel. La presidenta de Liberia, Ellen JohnsonSirleaf, su compatriota Leymah Gbowee y la periodista yemení Tawakkol Karman, figura señera de la primavera árabe, recibieron el premio Nobel de la Paz, una recompensa a las mujeres que “sostienen la mitad del cielo”.

“Ustedes representan a una de las más importantes fuerzas motoras del cambio en el mundo de hoy: la lucha por los derechos humanos en general y la lucha de las mujeres por la igualdad y la paz en particular”, declaró el presidente del Comité Nobel.

Se trata de la primera vez en la historia del Nobel

que el premio de la paz es otorgado a tres mujeres.

             Ellen Johnson Sirleaf, 73 años, primera mujer electa democráticamente en 2005 presidenta de un país africano (Liberia). Busca hacer que su país supere los traumas de 14 años de guerras civiles que dejaron un saldo de 250.000 muertos.

             Leymah Gbowee, 39 años, trabajadora social convertida en “guerrera por la paz”, estuvo en el origen de un movimiento pacífico de mujeres que contribuyó a poner fin a la segunda guerra civil, en 2003, en especial con una original huelga de sexo.

            Tawakkol Karman, periodista de 32 años, primera mujer árabe que recibe el premio Nobel de la Paz, es uno de los motores del movimiento que exige la salida del presidente yemení  Alí Abdalá Saleh, en el poder desde hace 33 años.